Industria de la jibia chilena se abre paso en mercados internacionales

No es fácil hablar de la jibia o calamar gigante (Dosidicus gigas). Pocos conocen sus propiedades alimenticias, por lo que nunca se ha fomentado su consumo masivo. Por el contrario, es vista como una plaga, pues hace un par de años a este molusco se le atribuyó ser el responsable en el descenso de la biomasa de merluza común (Merluccius gayi gayi). Situación muy similar a lo que está ocurriendo hoy con el lobo marino (Otaria flavescens).

A pesar de ello, como todo problema presenta una oportunidad, la jibia comenzó a ganar terreno como un bien exportable y en los primeros siete meses del 2010 las exportaciones chilenas de este producto -en términos de volumen- aumentaron en un 255%, pasando de 43,4 mil t en igual periodo del 2009 a 154,5 mil t entre enero y julio del año en curso.

Cambio de imagen

Hace un tiempo, el biólogo marino Gonzalo Araya, consultado por qué existiendo tanta jibia en Chile la gente no la consume, respondía que estamos frente a un problema cultural. “En Valparaíso, hace muchos años, apareció la reineta y la gente no la consumía por desconocimiento. Se botaban kilos y kilos de reineta y ahora son una delicia. Lo mismo debería suceder con la jibia, ya que la gente debe entender que este calamar tiene propiedades alimenticias iguales a las del pescado y es mucho más barata”.

Para graficar de mejor manera su postura, Araya agregaba que “hay que tener claro que la jibia es un calamar. En Brasil, que es altamente consumido, se le llama el pulpo de los pobres. Las partes que se consumen son los tentáculos, el tubo (que es lo más cotizado) y las aletas”.

Oportunidad de negocio

Con el transcurso de los años, la industria pesquera nacional fue conociendo de las bondades que puede entregar la jibia y comenzó a aumentar el abanico de productos derivados de ella. Filetes, anillas, hamburguesas, salchichas y botones, se fueron abriendo paso en los mercados internacionales.

La empresa Frozen Sea, creada en el 2006, vio una oportunidad de negocio y luego de cuatro años es una de las mayores exportadoras chilenas de este molusco. Patricio Abumohor, gerente general de la compañía conversó con PESCAALDIA.cl y se refirió a la evolución que ha tenido la industria exportadora de jibia en Chile.

A diferencia de lo ocurrido en años anteriores, en donde la mayoría del desembarque era atribuido a la flota artesanal, durante este año el 83,7% del desembarque ha sido realizado por la flota industrial. Abumohor explicó que “en el 2010 la flota industrial chilena ya internó la gran demanda de esta materia prima. Además, la debilidad que tienen los recursos tradicionales que capturan, especialmente por problemas de talla y de volumen, los han llevado a fijarse en este mercado”.

Según el ejecutivo, otro de los factores para el considerable incremento en los envíos durante el 2010, se debió a que “terceros países tuvieron una muy mala temporada de captura, lo que presionó fuertemente la demanda chilena. Esto ha producido un alza sostenida en los precios en lo que va de año”.

Mercados

En relación con la materia prima de jibia, los principales mercados de destino para las exportaciones chilenas son los países asiáticos, liderados por China. En tanto, para los productos con valor agregado, Abumohor dijo que “hay un gran mercado en Europa y Estados Unidos. De igual forma, estamos apuntando a Tailandia, Sudáfrica y Egipto”.

Tecnificación

Al tratarse de una industria exportadora relativamente nueva, los cambios en la tecnología no han sido de mayor envergadura. Sin embargo, para el gerente general de Frozen Sea, si la tendencia de la captura por parte de la flota de terceros países sigue como en el 2010, deberán implementar nuevas tecnologías para la elaboración de productos con valor agregado.

“En el área de tecnificación, la industria exportadora de jibia se ha mantenido con la misma tecnología; donde sí han habido inversiones de consideración es en mayor capacidad de congelación. Sin embargo, como la tendencia será aumentar la producción con mayor valor agregado, independiente de la flota industrial, tendremos que recurrir a nuevas inversiones”, aseveró el ejecutivo.

Consultado sobre la llegada de nuevos actores al mercado de la jibia producto de la escasez en los recursos tradicionales, Abumohor manifestó que “sí esperamos nuevos inversionistas, sobre todo de la pesquería industrial chilena, esto pensando en el colapso de otros recursos en el país, como es la merluza común”.

Fuente: http://www.pescaaldia.cl/noticias/index.php?doc=39001

About these ads

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: